Escapada romántica en Barcelona

Barcelona es una ciudad con una mucha personalidad y encanto que hará que venir a disfrutarla en pareja sea una maravilla. La Ciudad Condal, os ofrecerá una gran variedad de actividades mientras disfrutas de una escapada romántica a uno de sus hoteles con encanto.

La ciudad se fundó como una colonia romana a finales del siglo I a.C., estuvo bajo el dominio musulmán durante más de 200 años, fue reconquistada por los cristianos y se convirtió en condado del Imperio Carolingio. Además, la época medieval, la convirtió en un centro económico y político importante del mediterráneo. Después de que su libertad sufrió una caída a manos de las tropas Borbónicas, no fue hasta mediados del siglo XIX, cuando llegó la Revolución Industrial, cuando se inicia una etapa de recuperación cultural. Posteriormente, en el siglo XX termina de transformarse urbanísticamente gracias a algunos arquitectos destacados como Antoni Gaudí.

Toda esa influencia de las diferentes colonias y sus respectivos estilos, se ve reflejada en cada uno de los barrios de la ciudad. Haciendo así una Barcelona llena de una rica mezcla de cultura, una energía única y una localización perfecta que combina calles, mar y montaña.

Puntos interesantes: qué ver en Barcelona.

Además de poderos alojar en una gran variedad de hoteles románticos que permitirán que empieces un viaje perfecto para ti y para tu pareja, Barcelona te ofrece una gran cantidad de actividades diferentes que podrás realizar, monumentos y museos que podrás visitar y lugares que podrás descubrir. Haz que cada ocasión sea una experiencia increíble y descubre poco a poco todos los secretos de la ciudad.

Para aquellos que queréis recorrer la ciudad y explorarla, encontraréis que cada barrio tiene un estilo propio. Así, podréis visitar el barrio de Gràcia, donde podréis pasear con la sensación de estar en un pueblo diferente. Un buen momento para venir a visitarla es a mediados de agosto, cuando se celebra la Fiesta Mayor de Gràcia ya que decoran las calles de formas muy originales.

Otros barrios que son conocidos y poseen muchos rincones para descubrir en pareja son: el barrio gótico, que posee estructuras arquitectónicas góticas junto a calles estrechas que te llevarán a lugares tan bonitos como la Catedral de Barcelona o la Plaza Real; el barrio del Born, al otro lado del barrio gótico e influenciado por las iglesias católicas, donde podrás descubrir la iglesia Santa María del Mar; el barrio del Poble Sec, que presenta una mezcla de edificios de la Barcelona industrial con edificios modernos.

Si lo que buscáis con vuestra escapada perfecta es conocer los lugares más emblemáticos de Barcelona, tenéis toda una serie de puntos de interés que os encantarán. Entre ellos se encuentran:

Las Ramblas, que se extienden desde la gran Avenida Diagonal, que atraviesa toda Barcelona de punta a punta, hasta el mar. Aquí el Mercat de les flors, en plena rambla, te ofrece una gama de olores y colores gracias a las flores que no serás capaz de olvidar. A un lado de la rambla, se encuentra el Mercat de la Boquería, o Mercat de Sant Josep, que se caracteriza por sus productos frescos y, sobre todo, por los colores, olores y sabores de sus comidas frescas y recién preparadas (desde tapas hasta frutas o zumos naturales). Además, al final de la rambla, junto al puerto, se encuentra el monumento de Colón, desde el cual podrás observar el mar desde las alturas.

Aunque la ciudad también tiene mercados más modernistas que se instalan a lo largo de los barrios, otro de los mercados que más destaca es el Mercat de Sant Antoni, ya que es un mercado en el que el coleccionismo toma protagonismo y se pueden vender y comprar cosas antiguas o de segunda mano: libros, sellos, posters, etc. También hay muchos mercados al aire libre, distribuidos por las zonas más turísticas (sobre todo en la zona marítima y las playas) en la que podrás encontrar artesanía y alimentación.

A medio camino, se encuentra la Plaza Cataluña, un espacio que te permitirá gozar de un momento romántico mientras cenas gracias al espectáculo de luces y agua de sus fuentes.

El Passeig de Gràcia, que se extiende de la Plaza Cataluña hacia la Avenida Diagonal y prosigue más adelante, donde podrás disfrutar de dos de los lugares más importantes de la arquitectura de Antoni Gaudi: La Pedrera y La Casa Batlló. En este paseo también encontrarás muchas tiendas de ropa con las mejores marcas y firmas internacionales.

El Passeig de Sant Joan, que empieza en el Arc de Triomf, donde podrás disfrutar de la arquitectura de las calles repletas de restaurantes para poder deleitarte con la mejor comida. Además, el Arc de Triomf, es uno de los monumentos más importantes de la ciudad: un arco romano que merece la pena visitar.

El Parc Güell, que se trata del parque natural dónde se encuentran edificios y arquitectura del gran artista Antoni Gaudí. Aquí podrás disfrutar de sus peculiaridades dando un paseo hasta llegar a la cima de la montaña del parque, donde desde la cruz que la corona podrás ver toda Barcelona. Una experiencia que no querréis perderos.

Además, también podréis disfrutar de la naturaleza y la montaña gracias a la montaña del Tibidabo, desde donde se puede ver toda la ciudad ydonde hay un parque de atracciones, para que podáis disfrutar como niños,  con el mismo nombre (Tibidabo) que aprovecha al máximo su localización y sus vistas.

La Plaza España, que se encuentra en la Avenida de Gran Vía, es uno de los puntos de referencia. Desde aquí, podrás acceder a la montaña de Montjuic para ver el Museo de Arte Contemporáneo o las vistas de la ciudad desde lo alto de la montaña. Además, aquí puedes encontrar una de las atracciones turísticas más románticas gracias a la Fuente de Montjuic. Esta fuente realiza un espectáculo de luces, agua y música los viernes y sábados de 19:00 h a 21:00 h durante invierno (octubre a abril) y los jueves, viernes, sábados y domingos de 20:00 h a 24:00 h durante verano (de mayo a septiembre).

Asimismo, la ciudad esconde muchos claustros, patios, parques y plazas con un encanto único que hacen que Barcelona sea una ciudad perfecta para una experiencia romántica.

Si lo que buscas son rincones más naturales en la ciudad. Encontrarás muchas áreas verdes ya que en Barcelona se trata de respetar el medio ambiente. De esta forma, uno de los parques más grandes, se encuentra a escasos metros del monumento del Arc de Triomf, el Parc de la Ciutadella. Este parque dispone de un área extensa en la que podrás descansar o unirte a las actividades que se realizan allí.

Hay otros parques que son muy tranquilos y bonitos y te asegurarán una experiencia romántica junto a tu pareja. Estos son: el Laberint d’Horta, que destacan por su estilo neoclásico, el parc de Collserola, que se encuentra en plena naturaleza, el parc de Montjuic o los Jardins de Laribal, que se encuentran subiendo la montaña de Montjuic.

Además, Barcelona dispone de muchas playas que recorren desde la Barceloneta hasta el Fòrum. Esto propicia muchos metros de relajación bajo el sol donde puedes disfrutar del clima agradable de la ciudad con las vistas del mar.

Para aquellos que sois amantes de los deportes, esta ciudad ofrece diversas actividades como las maratones de running por toda la ciudad, la visita a la Villa Olímpica dónde se celebraron los juegos olímpicos (que incluye tanto museos como la visita a las instalaciones que se utilizaron en los JJOO del 1992 en Barcelona, todo ubicado en la montaña de Montjuic y, por tanto rodeado de buenas vistas) o, para los amantes del fútbol, la visita al Camp Nou y sus instalaciones. También están disponibles las actividades acuáticas como el windsurf o el kitesurf  en sus costas.

No obstante, la oferta de la ciudad no acaba aquí. Hay muchos museos que te invitan a descubrir la cultura de la ciudad y de su história o la ciencia y la innovación del día a día; hay muchas tiendas a lo largo de sus calles, lo que convierte a Barcelona en un lugar perfecto para ir de compras por su gran variedad de productos; y podréis completar una de vuestras mágicas jornadas con un espectáculo, un musical o un concierto en el Gran Teatre del Liceu, en el Palau de la Música Catalana, en el Auditori, en el Barcelona Teatre Musical o en el Palau Sant Jordi.

Por tanto, gracias a la cantidad de hoteles con encanto de los que dispone, podrás elegir la mejor ubicación según las experiencias que quieras vivir junto a tu pareja.

Ocio nocturno

En la ciudad de Barcelona podrás encontrar muchos bares y coctelerías con historia que  te transportarán a diferentes épocas mientras saboreas sus cócteles. También podrás encontrar muchos hoteles que ofrecen un servicio de terraza en el propio hotel, desde el que ofrecen vistas increíbles de la ciudad y desde el que te permitirán disfrutar de la intimidad con tu pareja mientras tomas una copa.

Es muy común encontrar establecimientos con espectáculos nocturnos, como actuaciones de jazz, tablaos flamencos o salas modernas. Además de las discotecas, los clubs, los teatros, los shows y los cafés con conciertos, también hay muchos festivales que se organizan a pie de calle.

Cómo llegar y cómo moverse

Barcelona se encuentra ubicada en la costa de del mediterráneo, lo que hace posible una escapada en pareja llegando a ella por diferentes medios de transporte gracias a su buena conexión internacional. De este modo, cuenta con: un aeropuerto en El Prat, desde el que entran y salen vuelos diariamente a todas las partes del mundo; una conexión ferroviaria cuyas vías la comunican tanto con el país como con otros países cercanos; una red de autopistas y carreteras que conectan la ciudad por completo (tanto por dentro como por fuera); y un puerto de los más importantes y que permite la conexión marítima con el resto del mundo.

Si estás pensando en descubrir todos los rincones de la ciudad para convertir tu experiencia en pareja en una auténtica aventura romántica, no debes preocuparte por querer desplazarte por toda ciudad. Encontrar el alojamiento perfecto en Barcelona no será complicado puesto que está repleta de hoteles románticos bien comunicados con toda la ciudad, gracias a que posee una completa red de transporte público con la que podrás recorrer los extremos más alejados en tan solo media hora.

Así pues, la ciudad tiene: una red de metro que conectan todos los barrios y el área metropolitana; una red de autobuses que comunican todas las calles de Barcelona; dos líneas de tranvía que recorren la ciudad de norte a sur; y una amplia red ferroviaria que te permitirá descubrir hasta el último rincón de la ciudad y sus alrededores. También se puede utilizar la flota de taxis o los vehículos en alquiler.

No obstante, si quieres hacer tu viaje más romántico y activo, puedes recorrer la ciudad a pie, en bicicleta (gracias a su extensa red de alquiler de bicicletas) o en patinete eléctrico (entre otras opciones motorizadas, de alquiler).

También existen otros transportes emblemáticos que dan a conocer la ciudad desde unas perspectivas más turísticas. Por ejemplo, puedes disfrutar del teleférico de Montjuic, que transporta de esta montaña al puerto en un viaje por el aire mientras puedes disfrutar de Barcelona a vista de pájaro. Otro ejemplo, es el “Tramvia Blau”, que sube al Tibidabo, una de las montaña de Barcelona, por su ladera. Aunque también están Las Golondrinas, que son barcos que te permitirán ver la zona marítima desde el mar y los buses turísticos, que recorren la ciudad por los puntos turísticos más interesantes.

Clima y turismo

Barcelona se encuentra en pleno clima mediterráneo, lo que le proporciona unas temperaturas envidiables durante todo el año. Dispone de muchos días de sol independientemente de la estación en la que te encuentres. Esto hace que la ciudad se pueda visitar en su máximo esplendor en cualquier momento del año.

Posee unas temperaturas suaves con ciertas lluvias esporádicas que se concentran en otoño y en primavera. Por tanto, Barcelona es una buena opción para visitar en cualquier época del año para disfrutar de su buen tiempo y sol mientras paseas por sus rincones románticos o  descansas al fresco en una de las terrazas de sus cientos de bares o restaurantes.

Barcelona, conocida como la ciudad que no duerme, se mantiene activa los 365 días del año y, por ello, te ofrece un gran gama de hoteles con encanto durante todo el año para que realices la escapada ideal junto a tu pareja.

Gastronomía y restaurantes

En Barcelona puedes encontrar una gran oferta de restaurantes y, por tanto, de gastronomía muy variada. En esta capital la fusión de culturas y sabores está presente, por lo que aquí cada pareja podrá encontrar un restaurante ideal para realizar una comida o una cena romántica según vuestros gustos y preferencias.

Sin embargo, Barcelona se caracteriza por su cultura de comer al fresco. Es decir, la cultura de comer en las terrazas de los restaurantes para poder disfrutar de sus calles y su ambiente mientras degustas las diferentes variedades de comida. Y siempre podrás encontrar bares y restaurantes históricos con decoración tradicional.

Dentro de la cocina catalana, podrás degustar platos tradicionales como la escalivada (ensaladas de pimientos, berenjenas y otras hortalizas asadas), el pan con tomate, el empedrado (ensalada de bacalao con judías blancas), la escudella (sopa de verduras con fideos, judías blancas y carne) o la botifarra amb mongetes (butifarra con judías blancas). Aunque también posee dulces tradicionales que han cobrado protagonismo, como las cocas, los panellets, los turrones o el chocolate líquido acompañado con melindros, churros, ensaimadas o croissants, etc. Todo para que puedas deleitarte con lo mejor de esta tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here